Acceso al Portal

El trabajo en equipo es uno de los factores más importantes para el éxito en la empresa, permite articular las personas de la organización en torno a objetivos comunes y fortalecer las habilidades de los colaboradores. Trabajar en equipo requiere de habilidades especiales que se deben fortalecer al interior de la empresa, para de esta manera aportar a un mejor ambiente laboral y una mayor eficiencia organizacional.

Identificar estas habilidades y reconocer ejemplos de como se desarrollan es importante para generar estrategias que fomenten la consolidación de equipos de trabajo y obtener los beneficios que proporcionan los equipos de trabajo. Se pueden conocer ejemplos cotidianos y en el ámbito de la empresa en el siguiente artículo: Ejemplos de trabajo en equipo para mejores resultados

Sin embargo, si se quiere desarrollar de manera efectiva el trabajo en equipo en la empresa, es adecuado conocer actividades que se pueden realizar con este fin. Así, el desarrollo de algunas actividades concretas puede proporcionar beneficios en la consolidación de los equipos de trabajo.

actividades de trabajo en equipo

Actividades que se pueden Implementar para fomentar el trabajo en equipo.

Aunque se pueden encontrar dinámicas concretas con el fin de proporcionar, en medio de un ambiente relajado, algunas competencias de trabajo en equipo, este artículo busca presentar actividades generales que se puedan implementar en diversos tipos de empresas, y coordinarse de manera más estructurada, de esta manera se pueden esperar resultados que generen mayor impacto en el tiempo.

Las actividades de trabajo en equipo o Team Building, están orientadas a fortalecer los lazos de las personas, propiciar espacios de comunicación, ofrecer alternativas para el manejo de los disensos, estimular la creatividad, permitir el conocimiento de fortalezas individuales y colectivas y generar pertenencia y motivación. Estas son algunas de las actividades que pueden realizarse:

  1. Actividades físicas en grupo.
    Una buena forma de mejorar las relaciones entre los colaboradores de la empresa y desarrollar habilidades necesarias para trabajar en equipo es a través de la práctica de la actividad física y el deporte. Se busca que crear grupos pequeños que mediante estas prácticas puedan mejorar sus lazos y consolidarse como equipos.
    Se pueden realizar desde pausas activas en la jornada laboral donde se permita a diferentes personas coordinar ejercicios de estiramiento o activación aeróbica. Otra alternativa es promover competencias de deportivas de diferentes disciplinas la interior de la empresa o incluso equipos deportivos que participen en torneos o eventos en representación de la empresa.
    Entre las ventajas de estas actividades se encuentra la posibilidad de realizarlas en las instalaciones de la empresa, en espacios deportivos adecuados al aire libre.
  2. Desarrollo de un acto solidario.
    Se pueden buscar alternativas de articulación con fundaciones o proyectos de impacto social, en los cuales se puedan vincular personas, existen alternativas para esta actividad como organizar recolectas de alimentos para una causa determinada, visitar alguna fundación u organización que trabaje por ejemplo con menores o adultos mayores.
    Estas actividades ofrecen la ventaja de que pueden realizarse al interior de la organización o con comunidades externas y pueden articularse con los programas de responsabilidad social empresarial.
  3. Implementar Cursos Prácticos.
    Las clases de cocina, de baile o de manualidades, son opciones divertidas para mejorar las relaciones entre los participantes y desarrollar la creatividad. Poner a los empleados en otros contextos afianza habilidades de comunicación y permite un aprendizaje flexible, características necesarias para un buen trabajo en equipo.
    Ofrecer a los empleados la posibilidad de desarrollar este tipo de cursos se convierte en la excusa perfecta para el desarrollo de habilidades blandas. Un curso de cocina por ejemplo, en el cual los participantes elaboren un plato fuerte, puede ser sugerente desde el nombre, allí se ha visto como en especial se logran habilidades como:
    • Coordinación
    • Fomento de Liderazgos y co-liderazgos.
    • Empatía: lograda a partir de los Cambios de rol, que permiten ponerse en el lugar del otro.
    • Toma de decisiones.
  4. Involucrar a los departamentos que habitualmente no trabajan juntos.
    Uno de los retos de las empresas es lograr que diferentes departamentos trabajen de manera articulada. Con actividades que vinculen diferentes áreas de la compañía se puede generar motivación, compromiso y pertenencia. Es posible realizar, por ejemplo, Brainstorming o lluvia de ideas, estas pueden girar en torno un nuevo producto o servicio, un proceso que se quiere implementar o modificar e involucra diferentes departamentos.
    También pueden incluirse en actividades deportivas o culturales a personas de diferentes dependencias.
  5. Fomentar que las personas se conozcan.
    Diferentes dinámicas se pueden realizar en la empresa para generar confianza, cuando se cuenta con un gran número de colaboradores es importante que haya espacios de comunicación informal. Se pueden implementar juegos que desarrollen la confianza (juegos a ciegas), retos como los de Escape Room o similares.

Otro tipo de actividades están orientadas a fortalecer lazos sociales cotidianos, por eso se trata de propiciar las celebraciones sociales como los cumpleaños u otras fechas especiales.

Cuando se recomienda realizar actividades de trabajo en equipo

Dependiendo de la intensidad y duración las actividades pueden desarrollarse en diferentes momentos, que incluyen tiempo laboral o incluso horarios adicionales. Cuando se realizan en horario laboral, permiten una mayor participación y generan mayor motivación y pertenencia con la organización; se pueden realizar los miércoles como una forma de pausa en la mitad de la semana o los viernes que tienden a ser días de menor productividad.

Es lógico que la programación de actividades de trabajo en equipo dependa de las características de la empresa, por eso se debe buscar que se desarrollen en temporada baja, cuando hay mayor flexibilidad y posibilidad de participar. Las actividades físicas al interior de la organización (cuando son breves estiramientos o ejercicios aeróbicos sencillos) pueden incluso desarrollarse con más frecuencia y convertirse en pausas activas que contribuyen a la productividad.

En la empresa existen entonces diferentes estrategias para desarrollar competencias necesarias para el efectivo trabajo en equipo, estas estrategias deben traducirse en actividades que como se han descrito ofrezcan espacios de interacción diferentes y generen posibilidades de cooperación, comunicación y liderazgo.

Deja una respuesta