Acceso al Portal
Nubex 19 diciembre, 2019 No hay comentarios

Uno de los temas de importancia hoy para las personas y las organizaciones es la capacidad de trabajar en equipo, no en vano se busca que esta habilidad se desarrolle cada vez más como una forma de logar objetivos en los ámbitos académicos, empresariales e incluso sociales. Aquí presentamos conceptos claves a la hora de entender el trabajo en equipo.

¿Qué es un equipo?


Es el punto de partida, se entiende como un grupo de personas con habilidades complementarias, comprometidas con un objetivo y un conjunto de metas en común. Sus miembros están unidos para trabajar a fin de lograr sus objetivos, cada uno de ellos es responsable de los resultados y todos los integrantes se reconocen como miembros del equipo.

El equipo entonces se diferencia de un simple grupo porque reconoce que los integrantes tienen diferentes puntos de vista y habilidades, gracias a las cuales se enriquecen las posibilidades de éxito, siempre y cuando sea claro el objetivo o meta común.

El Trabajo en Equipo

Es la capacidad para colaborar y cooperar con los demás de manera genuina, orientando las acciones propias a la creación de sinergias y al trabajo en conjunto, buscando apoyar el logro de objetivos comunes. Permite participar activamente en la creación de compromisos grupales y motivar a otros a dar lo mejor de sí en un ambiente de mutua interdependencia.

El trabajo en equipo es un elemento poderoso que estimula la creación de ideas, en él se combinan las habilidades y experiencias de sus miembros, es un complemento de la iniciativa y el desempeño individual, ya que estimula altos niveles de compromiso hacia fines comunes.

Características del trabajo en equipo

  • Los roles, funciones y procedimientos están establecidos, para lograr el alcance de la meta.
  • Los errores y debilidades del equipo son comentados de manera proactiva y asertiva, lo que permite que el equipo “aprenda a aprender” de su propia experiencia.
  • El trabajo en equipo multiplica las posibilidades para generar conocimientos nuevos y motivar el aprendizaje.
  • Los integrantes de los equipos de trabajo son responsables de un proceso de trabajo y por ende de un servicio. Sus miembros trabajan juntos para planear, controlar y mejorar su desempeño
  • En un equipo de trabajo efectivo predomina la consecución de objetivos y metas propuestas que benefician tanto a la organización como a sus miembros. La preocupación de los individuos por los resultados del equipo está por encima de los intereses personales.
  • Se fomenta la participación entre los miembros, así como su compromiso e integración; surgen entonces liderazgos participativos.

¿Por qué se debe trabajar en equipo?

Como hemos visto esta modalidad permite que se prioricen objetivos y fines comunes, por esto se hace fundamental para el éxito de las organizaciones. Un buen funcionamiento organizacional depende en gran medida de la comunicación y compromiso que exista entre los empleados.

En toda empresa, proyecto académico, o incluso en relaciones sociales, se hace importante la cooperación, no somo seres aislados y por tanto el trabajo en equipo se hace fundamental para alcanzar los logros.

¿Qué hace falta para trabajar en equipo?

Para muchos puede parecer difícil lograr que los grupos puedan efectivamente articularse en verdaderos equipos de trabajo. Si bien no hay fórmula única, o un manual que garantice el éxito del trabajo en equipo, sí se han identificado algunas actitudes que pueden asumir los integrantes de un equipo que facilitan la integración.

De un lado en todo equipo debe encontrarse la disciplina, facilitar la comunicación de los miembros, actuar con rresponsabilidad. Además, no se debe perder de vista que se busca la ayuda mutua y para ello es indispensable la empatía. Otra clave para el éxito está en el sentido de pertenencia, con la organización o la causa compartida y saber priorizar, es decir tener sentido de urgencia.

Para trabajar adecuadamente en equipo son necesarias además reglas claras al interior de todo equipo, de esta manera se organizan las actividades de una mejor manera, se prioriza el desarrollo de las acciones y se logran resolver conflictos o disensos. Estas reglas que pueden ser formales, es decir escritas como procedimientos, o simples acuerdos entre los participantes, pueden variar pero parten de una líneas generales:

  1. Alinear el propósito, la misión y las acciones.
  2. El Equipo es primero.
  3. Cada miembro del equipo representa el Equipo.
  4. Confiar el uno al otro.
  5. Jamás dejar un compañero.
  6. Entender claramente los objetivos y procedimientos.
  7. Comunicar claramente los objetivos y procedimientos.
  8. Mantener una actitud positiva.
Qué hace falta para trabajar en equipo
se han identificado algunas actitudes que pueden asumir los integrantes de un equipo que facilitan la integración

¿Cómo se desarrolla un equipo de trabajo?

Lograr un equipo de trabajo no es producto del azar, no basta con reunir personas en torno a objetivos comunes. Para intervenir en la formación de verdaderos equipos de trabajo se requiere el desarrollo de una serie de etapas que se describen a continuación.

La Formación: es la primera etapa caracterizada por un optimismo frente a los resultados que se pueden obtener y un constante análisis por parte de los participantes.

Agitación: Es natural en la consolidación de un equipo de trabajo que se presenten las primeras dificultades, aparecen roces, diferencias de carácter y personalidad. En este punto es importante ser paciente, pues si se han venido trabajando los elementos adecuados, conducirá a procesos de conocimiento y fortalecimiento de las relaciones.

Acoplamiento: Es el resultado de la superación de las dificultades, ya se observan avances y se desarrollan habilidades.

Maduro : El Equipo disciplinado logra consolidarse, ya han aprendido a trabajar juntos y se favorece el desarrollo de objetivos organizacionales.

Recomendaciones Prácticas

Si se entienden las características y procesos de consolidación de los equipos de trabajo, se pueden potencializar los resultados con algunas recomendaciones:

Realice reuniones efectivas: que sean concretas y tengan una finalidad definida, facilita en estos espacios que no dé su opinión sino que se converse sobre los hechos concretos, esto ayuda a la toma decisiones y el manejo de conflictos.

Cuente con herramientas para el manejo de conflictos: Espere pacientemente, no permita ataques personales y en lo posible describa no enjuicie.

Deja una respuesta